Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

Sin lugar a dudas esta etapa de nuestras vidas, cuando somos jóvenes, es donde más disfrutamos del amor, y es que estamos más propensos a enamorarnos, ya que estamos en una parte de nuestras vidas, donde empezamos a descubrir cosas, empezando por conocernos a nosotros mismos. Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

El amor, como bien decía mi mamá, es la expresión del alma reflejada en nuestros sentimientos, los cuales permiten que se formen las historias más bonitas de amor, haciéndonos partícipes de ellas, siendo las protagonistas en cada una de estas historias. Enamorarnos es inevitable, si bien es cierto, para el amor no hay edad, te aseguro que en la juventud, los nervios y falta de experiencia hacían que sea más emocionante, ya que teníamos misterio y nunca sabíamos lo que iba a pasar.

Recuerdo con nostalgia aquel tiempo en el cual los sentimientos estaban a flor de piel y la vida nos permitía soñar, muchas veces sin límites, anhelando encontrar a esa persona perfecta que con el pasar de los años llegamos a comprender que no existe, ya que debemos aprender a amar y buscar dentro de la imperfección de las personas una estabilidad que nos ayude a ser felices, partiendo de una felicidad personal que luego es compartida con la persona que decidimos amar.

En esta oportunidad recordaremos algunos momentos en los cuales el amor se apoderó de nosotros, llenando de mariposas nuestros estómagos, dejando sin duda recuerdos inolvidables. Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

La primera ilusión


Cuando somos jóvenes, la inexperiencia nos da ese toque de magia que ninguna pareja debería perder, ya que es lo que le pone sabor al amor, desde el momento en el que nos gusta alguien, hasta el momento en el cual llega a ser nuestro enamorado. Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

Ilusionarnos con alguien es algo muy bonito, es el momento en el cual no existen los defectos y al no saber que es lo que puede estar sintiendo la otra persona, nos da la oportunidad de soñar si algún día podríamos estar juntos y pensar en eso realmente nos hace felices, sintiendo los primeros nervios de hacer algo para que descubran nuestro secreto.

No sé si a ustedes les pasó, pero cuando yo estaba en esa situación me gustaba mucho llegar a mi casa y escribir las situaciones más bonitas que pase en el día junto a la persona que me gustaba, tal vez puede parecer algo cursi, pero en ocasiones escribía emocionada cuando me saludó por primera vez, o cuando tenía un gesto o detalle lindo conmigo, como por ejemplo cuando me ayudó a cargar mi mochila, cuando me dio el asiento en el auto o cuando compartió su comida conmigo, sin duda son detalles que por lo menos a mi me hacían volar, escapando de este mundo solo para pensar en él.

La ilusión sin duda es una etapa en la cual el amor se apodera de nosotras, haciéndonos buscar momentos en los cuales podamos estar cerca de esa persona que amamos en secreto, esperando algún día que llegue el momento en el cual él sienta lo mismo que nosotras y se atreva a decírnoslo.

Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

La primera declaración de amor


Sin duda ésta es la mejor parte de nuestras vidas, cuando vemos que nuestro amor va siendo correspondido por esa persona que tanto nos gusta, es lindo ir dándose cuenta que las actitudes de esa persona especial cada vez se van haciendo más evidentes, haciéndonos saber que el momento de la declaración está cerca  . Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

Cuando llegamos a esta etapa de nuestras vidas, no sé si ustedes, pero yo no podía dormir, pensando en qué momento me lo dirá, o de que manera será y solo podía tranquilizarme escuchando música, ya que los nervios del momento por el cual estaba pasando era tan hermoso que no podía dejar la ilusión de lado.

Recuerdo que cuando llegó ese momento, fue mágico, ya que el chico que me gustaba hizo todo perfecto, me invitó a salir, por lo general en ese tiempo solo nos daban permiso para ir al cine y así fue, nos fuimos a un centro comercial que está en Lima cerca del mar.

El nerviosismo del momento era evidente, tanto el como yo demostrábamos mucho ese misterio de querer decirnos algo importante, y fue así que empezamos a caminar, luego me invito un helado, fuimos por las entradas, pero antes de entrar al cine el me dijo que demos una vuelta mientras la hora llegaba, además que quería decirme algo.

Fue ahí que frente al mar justo cuando el sol estaba a punto de ocultarse el me tomo de la mano y me miró fijo a los ojos diciéndome lo mucho que le gustaba y las razones por las cuales se había fijado en mi, para finalizar pidiéndome que sea su enamorada. Sin duda fue un momento mágico y feliz en mi vida. Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

El primer beso


Luego de la declaración, creo que lo más esperado dentro de una relación es ese primer contacto con tu pareja, mayormente es el primer beso, con el cual tenemos la creencia que es el sello de una buena declaración y en la mayoría de casos sucede luego de la pregunta tan esperada. Amor de jóvenes, sin duda historias memorables.

En mi caso fue un momento muy especial, ya que por el nerviosismo de la situación, muchas veces las cosas no salen tan perfectas como uno espera, y en este caso era la primera experiencia para ambos, así que ya comprenderán la situación, los nervios eran más grandes para nosotros. Recuerdo que después de la pregunta el tomó mi mano, me miró fijamente a los ojos, parecía muy decidido, pero terminó por darme el primer beso en la nariz, sin duda es un primer beso que jamás olvidaré, ya que fue con mucha ternura y sinceridad, sin duda recuerdos inolvidables que quedarán grabados en mi mente por siempre.

También puede interesarte:

Una promesa es una promesa.

Cómo recuperar el amor si creer que ya se perdió.

Sé el capitán de tu barco y supera las tristezas.

Para más información como ésta, visita nuestra página del Facebook.