Aplícate una mascarilla casera para el rostro

Las famosas, muy encomiadas y nunca repelidas mascarillas faciales caseras son uno de los tratamientos de belleza naturales usadas por muchas generaciones anteriores. Además de ser muy provechosas y nutritivas para la piel de nuestro rostro, son uno de los métodos más naturales que podemos aplicar a nuestro cutis. Entre los beneficios que aportan la aplicación de una mascarilla facial casera, están la prevención del envejecimiento de la piel, aumentar su estado regenerativo, limpiar las impurezas, hidratar y nutrir el rostro, etcétera.

Es muy sabido que las mascarillas faciales caseras son una gran forma de ahorrar dinero y pasar un buen rato en relación con la piel de nuestro rostro, preocupándonos por nosotras mismas y engriéndonos como solo nosotras lo podemos hacer. De igual forma, ahorramos tiempos y dinero, pues, no debemos ir a ningún salón de belleza, lo podemos hacer desde la comodidad de nuestra casa con ingredientes naturales accesibles para todos los bolsillos.

Existen muchos tipos de mascarillas faciales caseras, aquí te explicamos algunas de las mejores, sabidas y seguidas por muchas mujeres en el mundo por sus grandes propiedades y resultados.

Mascarilla iluminadora de pepino

Esta mascarilla es ideal para personas que quieran darle a su piel un extra de luminosidad.

Ingredientes
-1/2 pepino
-1 yogur

¿Cómo prepararla?
Pela el pepino, separando la cáscara o superficie a un lado. Córtalo en rodajas, tritúralo y mézclalo con el yogur. Aplícala sobre el rostro y déjala actuar durante 15 minutos.

Debido a la gran cantidad de agua que contiene, el pepino hidrata la piel, la limpia y le proporciona brillo. Gracias a su contenido en vitamina C, es conocido también por sus cualidades purificantes y astringentes.

Mascarilla nutritiva de palta (aguacate) y plátano

Ideal para un cutis con tendencia a la sequedad (pieles tirantes o con tendencia a las rojeces).

Ingredientes
½ palta (maduro)
1 plátano
1 cucharada de miel

¿Cómo prepararla?
Tritura el plátano y la palta o aguacate juntos hasta obtener una mezcla uniforme. Añade una cucharada de miel, remueve y aplícala por todo el rostro. Deja actuar durante 10 minutos.

Gracias a las proteínas y a las vitaminas A, B y E que contiene, el aguacate hidrata y protege la piel de las agresiones externas. El plátano, por su parte, suaviza, nutre y regenera.

Mascarilla “buena cara” de miel

La mejor mascarilla para personas que descansan poco, duermen mal o sufren estrés, y por lo general suelen tener mala cara.

Ingredientes
1 clara de huevo
1 cucharada de miel
1/2 cucharada de zumo de limón
1 cucharada de yogur o de crema

¿Cómo prepararla?
Bate la clara de huevo y añade la miel y el zumo de limón. Incorpora el yogur y mézclalo todo hasta conseguir una pasta homogénea. Déjala actuar durante 15 minutos y aclara.

La miel es rica en sales minerales, vitaminas y aminoácidos, lo que le proporciona interesantes propiedades calmantes, antibióticas y purificantes.

 

Las mascarillas faciales caseras son grandes aliadas para prevenir el efecto de las toxinas dispersas en el medio ambiente, además de la frescura y relajamiento del piel del rostro. Sin embargo, como todo en la vida, tiene beneficios y desventajas que son importantes considerar

Asimismo, es fundamental tener asesoría profesional, indicaciones y contraindicaciones que nos guiarán a realizar la aplicación de las mascarillas faciales caseras en nuestro rostro de forma adecuada y efectiva.

Beneficios de las mascarillas caseras

Son muy baratas, su elaboración está compuesta por productos naturales, como frutas, que son asequibles para todas las personas. Por el contrario, su costo es mucho menos si los comparamos con los tratamientos y productos químicos que ofrecen diversos salones y tiendas de estética.

Su composición es 100% natural, las mascarillas faciales naturales carecen de productos químicos o preservantes que alteren su composición orgánica. Al prepararla y aplicarla nosotras mismas, tenemos la seguridad que le estamos regalando a nuestra piel un tratamiento natural y de calidad.

Son muy provechosas y tienen múltiples efectos positivos. Las mascarillas faciales no solo se utilizan para el cuidado de la piel y decirle adiós a las impurezas de nuestro rostro. Además son una gran alternativa para combatir el estrés y brindarnos un merecido momento de relajación. Un encuentro con nosotros mismas, podemos hacerlo de forma individual o, por ejemplo, en grupo de amigas, te aseguro que además de poner atención en el cuidado de su piel, pasarán una tarde muy divertida y alegre.

Entre los ingredientes más comunes para realizar las mascarillas faciales caseras están la miel, palta o la avena, que pueden hacer maravillas en tu piel.

Son relativamente rápidas, si las comparamos con una cita en el spa, donde además del tiempo que nos toma en llegar, tenemos que lidiar con la espera de nuestro turno y otros eventos circunstanciales que siempre se pueden presentar. Una mascarilla facial casera nos toma aproximadamente de 15 minutos y son súper cómodas, pues, podemos aplicarlas en nuestro rostro estando en pijama, o estemos como estemos. Lo que realmente importa es seguir los pasos y cuidar la piel de nuestro rostro.

Ahora, como lo mencionamos, por más prácticas y maravillosas que sean, como casi todo en la vida, también tienen algunas desventajas, pero que pueden ser fácilmente superadas si nos asesoramos y hacemos las cosas bien.

 

Desventajas de las mascarillas caseras

El tiempo de duración de la mezcla de la mascarilla facial casera es de corta aplicación. Ello debido a que los ingredientes con los cuales se preparan este tipo de mascarillas son de origen natural y generalmente libre de conservantes y sustancias químicas. Una vez lista la mezcla para aplicar, debemos hacerlo al instante y usar todo el contenido. En caso guardemos un poco para la noche, o incluso para el día después, debemos contar que las propiedades y beneficios no serán los mismos.

Es recomendable preparar solo la medida justa para cada aplicación de una mascarilla facial casera.

Como ya te dijimos, estas mascarillas son naturales y caseras, en su elaboración no tienen lugar derivados compuestos o químicamente mejorados. Está muy demostrado todos los beneficios y dotes de las mascarillas faciales caseras. Pero si las comparamos con productos científicamente desarrollados y creados exclusivamente para la belleza facial, no son justamente comparables.

Lo natural siempre es bueno, pero en ocasiones, la ciencia puede hacer las cosas un poco mejor.

De todos modos, son una gran alternativa, de bajo costo, poco tiempo de elaboración y notorios efectos en la piel del rostro. No tienes porque subestimarlas.

Las mascarillas faciales caseras pueden causar efectos adversos en tipo de piel sensible. Si tu tipo de piel es normal o graso, puedes usar las mascarillas faciales caseras sin ningún tipo de temor. Sin embargo, si tienes una piel sensible, es importante tener en cuenta alguna forma de alergia o irritabilidad hacia muchos ingredientes caseros, con los que se elaboran las mascarillas faciales caseras.

En estos casos, es imprescindible que te asesores con un profesional en la materia, y sigas las instrucciones y pasos al pie de la letra, si amas las mascarillas faciales caseras y no quieres perdértelas.

Si son aplicadas incorrectamente y se excedes la frecuencia de su aplicación pueden causar efectos negativos e incluso hacer daño a la piel. Nunca se debe agregar ingredientes extraños porque lo escuchaste de alguien o abusar del uso de estos tratamientos caseros. Por más naturales que sean, si no sigues adecuadamente las indicaciones, puedes obtener efectos contrarios a los que deseas. Por ejemplo, el limón, como todas sabemos es una fruta ácida usada de forma negligente puede provocar ardor y manchas en la piel del rostro.

Importante

La asesoría es vital, por más naturales y caseros que sean. De igual forma, la experiencia progresiva que se adquiere con el uso de estos tratamientos caseros de belleza, es una gran fortaleza para saber lo que hay qué hacer y lo que no se debe hacer. Sigue aprendiendo y comparte todos estos tips con tus amigas o personas de cualquier género que presten atención al cuidado de la piel del rostro. Las mascarillas faciales caseras son perfectas, buenas, baratas y bonitas.

También te puede interesar:

Rejúvenece

La importancia del descanso

¿Cómo estar en forma sin llevar una estricta dieta?