Como ser humano, es natural que notes que constantemente estás evolucionando, tanto mental como físicamente. A medida que maduras, experimentas las dificultades y los cambios en tu estilo de vida. es natural que quieras verte de una manera que se adecue a la nueva persona en la que te has convertido o tal vez sólo te has aburrido de tu look y has decidido cambiarlo un poco. Sea cual sea el caso, puedes iniciar tu camino para cambiar de look.

CAMBIA DE VESTUARIO


Clasifica la ropa vieja

Esto te permitirá deshacerte de las cosas que ya no le quedan a tu look. Clasifica tu  vestuario y decide qué puedes botar u qué puedes guardar. Cuando sea posible, guarda las prendas más antiguas. Para cambiar de look, no necesariamente debes botar todo lo viejo. Guarda cualquier prenda que le quede a tu nuevo look.

Evalúa tu presupuesto

Tal vez te parezca que renovar tu vestuario por completo puede ser una tarea cara. Sin embargo, no es necesario que sea costosa. Considera esta transición como cualquier otro gasto doméstico y asignale un presupuesto. No compres toda la ropa nueva a la vez. No sólo será caro, sino también estresante.

  • Sé realista y solo compra lo que puedes costear. Esto no significa comprar bastantes artículos baratos. Siempre es mejor que tengas pocos artículos de buena calidad que muchos de mala calidad. Ahorra para los buenos artículos si no puedes costearlos ahora.
  • Compra a menudo. En vez de ir de compras esporádicamente, hazlo con frecuencia para extender tus gastos con el paso del tiempo.
  • Ahorra para nuevos artículos. El ahorro siempre es una excelente manera de encontrar nuevas opciones sin tener que verte obligado a dejar de comer una o dos comidas. El ahorro no siempre es la opción más fácil, pero puede servir de mucha ayuda aprender a escoger buenos lugares y tener un poco de paciencia.
  • No supongas que la ropa cara es la mejor ropa. Lo que determina el verdadero valor de tu nuevo look no es el precio, sino que también combines las prendas.
  • Combina las prendas antiguas favoritas con nuevas prendas. Esto puede ayudarte mucho a mejorar tu look, mientras que mantienes tu presupuesto.

Arma tu presupuesto

Tomando todas las prendas que ya tienes, desarrolla tu look. Antes de comprar, establece un objetivo de cómo te gustaría verte. Usa tu objetivo como una guía durante el trayecto.

  • Ten en mente las necesidades de tu estilo de vida. En tu nuevo vestuario, debes considerar cosas como el trabajo, la escuela, la vida social, etc.
  • Tu objetivo debe ser que tu vestuario no sólo esté a la moda, sino que tambien tenga estilo. La moda se trata de seguir las tendencias. Por otro lado, el estilo se trata de cómo te presentes al mundo. La moda tiene altibajos, mientras que el estilo personal dura para siempre. Por lo tanto, abstente de comprar solo prendas a la moda. encuentra prendas que muestren tu forma de ser.

Mantén los colores neutrales

Comprar colores neutrales te permitirá combinarlos o mezclarlos fácilmente para que vayan bien con nuestras prendas. Después de tener lo básico, puedes agregar más opciones de colores en tu vestuario más adelante.

  • Usa más las prendas de colores neutrales.
  • Compra prendas de color negro, marrón, blanco, crema, gris y azul marino.
  • Usa estos artículos como prendas básicas para el resto de tu conjunto.

Elige buenos accesorios

Los accesorios y la ropa son iguales de importantes con respecto a tu nuevo vestuario. Los accesorios te brindarán una manera excelente de mezclar y combinar los conjuntos. Los accesorios también pueden ayudarte a cambiar la ropa de una ocasión a otra. Considera los accesorios como una manera de definir más a tu estilo personal.

  • Cada accesorio escogido debe agregarle valor a tu conjunto. Si puedes eliminar el accesorio y no crees que tu conjunto haya perdido algo, entonces probablemente no sea necesario. También debes buscar artículos que sean versátiles.
  • Los hombres deben recordar que los accesorios son iguales de importantes para ellos como para las mujeres. Debes seguir teniendo en mente que cada artículo debe tener un propósito y mejora tu look.
  • Menos es más. Aunque puede parecer genial ponerte todos tus accesorios a la vez, verás que tendrás el mejor efecto con un look más simple. Dale a cada artículo la oportunidad de brillar por sí solo y valora lo que hace por tu look.

Busca imágenes de looks que te gusten

Busca imágenes de personas que te gusten por Internet o revistas y reúne un archivo de estas imágenes. Observa ciertos elementos que te gusten. Quizá te gusten los zapatos de una imagen y la falda de otra. Corta ambas imágenes y guárdalas en tu computadora.

  • Organiza tus imágenes en grupos diferentes. Forma grupos diferentes para maquillaje, peinado ropa y accesorios.
  • Busca temas recurrentes en las imágenes que reúnas.  a medida que agrupes las imágenes, te darás cuentas de que te enfocas continuamente en ciertos aspectos de tu look.

Pídele a una amiga de confianza que te de su opinión

Ten una conversación sincera con tu mejor amiga y pídele que te de una  opinión honesta sobre tu look. No le hagas pensar que solo buscas recibir cumplidos, sino que quieres vestir de una manera más acertada o tener un peinado más estilizado.

  • Si pides opiniones honestas, espera recibirlas. Si tu amiga te dice algo que no te gusta, no te lo tomes como algo personal, ni te ofendas.

Tómate una foto antes de tu cambio de imagen

Tómate una foto de cómo lucías antes de tu cambio de imagen para que puedas comparar tu look anterior con el actual.

Encuentra una musa con estilo

No pierdes nada con tener alguien a quien admirar. Aunque no debes copiar el estilo de otra persona, definitivamente puedes usarla como una fuente de inspiración para tu propia ropa.

A veces pensamos que cambiar de look implica gastar fortunas en el salón de belleza o en la peluquería, o llevar al límite nuestra tarjeta de crédito para comprar ropa en el shopping. Sin embargo estamos equivocadas.

También puede interesarte:

¿Cómo estar saludable?

Secretos de belleza

Mascarillas naturales