¿Cómo elegir lencería o ropa interior adecuada?

Es innegable para toda mujer, que para sentirse bella por fuera, primero hay que sentirse bella por dentro. Partiendo de esa premisa, la elección correcta de tu lencería puede cambiar por completo tu día y hasta mejorar tu estado de ánimo. Aunque no lo parezca y se le preste poca atención, la sección de la ropa interior es una de las más importantes de tu guardarropa. Porque, al fin y al cabo ¿Qué mujer no se siente más cómoda y segura al llevar algo que sabe que es lo adecuado para ella?

Debes aprender a elegir tu lencería son sabiduría e inteligencia. Conocer tu cuerpo y sobre todo, sentirse muy segura desde dentro para que puedas proyectar dicha seguridad al exterior.

Por mucho que se encuentre oculta debajo de nuestra ropa, la lencería o ropa interior es una de las prendas que más complicación puede generar entre las mujeres. Las mujeres aman usar una buena lencería. Pues, llevar una lencería linda y cómoda las hacer sentir más bellas y femeninas. Además, saben muy bien que representa una gran arma de seducción frente a los hombres, quienes no se resisten a una buena lencería combinada con una buena personalidad.

El detalle es, ¿Cómo saber qué tipo de lencería es la indicada para mí?

En las siguientes líneas te dejaremos los tipos más efectivos para elegir sabiamente la lencería adecuada para ti, que nos lees con inquietud.

La talla ideal

Muchas mujeres no conocen su talla exacta de su sujetador  ni la de su ropa interior. Considerar la talla es crucial antes de comprar cualquier prenda, pero tratándose de la ropa interior, mucho más. Ni muy ajustados, ni muy holgados, debemos elegir la lencería adecuada mediante la experiencia, deja fuera tus temores y anímate a probarlos antes de llevarlos. Por más atractivo que te resulte un conjunto de lencería, debes probarlo antes y asegurarte que es la talla correcta para ti.

Siéntete cómoda

La comodidad es tal vez el requisito más importante antes de elegir tu lencería ideal. No merece gastar dinero en una lencería muy colorida y sensual, si al usarla te resulta lo más incomodo del mundo. No cabe duda que la ropa interior perfecta es la que te hace sentir más cómoda y se amolda a tu personalidad, sin pretender mostrar algo que no eres, porque ello se notará en tu expresión y afectará tu seguridad al usarla.

El color que más se relacione a tu personalidad

Existe lencería de diversos colores y matices, desde los clásicos blancos y negros, hasta las más audaces, como el rojo pasión. Pero antes se seleccionar el color debes definir realmente quien eres y que color es el ideal para ti. Aunque la ropa interior no se vea, el color es un factor muy importante, porque tú lo sabes, y sabes que cada color tiene una connotación diferente. De otro modo, sentirás que llevas un color de lencería, el cual no te pertenece y no eres tú.

Lencería ideal según la forma de tu cuerpo, para lucirlo libremente

CUERPO CON FORMA DE PERA

Esta categoría significa si tu cadera es más ancha que tus hombros, es decir tienes una silueta en forma de pera. Debes darle más atención a tus hombros, usando lencería que tenga detalle, como flores o decorados. De igual modo, para la parte inferior, debes buscar una prenda que cubra tu cadera, por ejemplo los bikinis.

CUERPO CON FORMA DE MANZANA

¿Qué significa cuerpo de manzana? Nos referimos si la mayoría de tu volumen corporal se ubica en el abdomen. En dichos casos, la lencería indicada para ti es aquella que resalte las curvas. Pues optar por un sexy body, el cual puedes combinar con una blusa semi transparente, los mejor para destacar tus atributos y proporcionar tu cuerpo.

CUERPO RELOJ DE ARENA

En estos casos la cintura es la parte más reducida y cuenta con curvas notables. Para este tipo de cuerpo lo más importante es equilibrar las proporciones. Si tienes este tipo de cuerpo debes evitar el uso de modelos clásicos, lo ideal para ti serían los boxers que se ciñan a tus curvas de forma natural y te otorguen una silueta más sensual y proporcionada.

La lencería es tu aliada, no tu enemiga.

Dicen que el modelo de lencería que una mujer lleva puesta revela la naturaleza de su personalidad, su carácter, su forma de ver el mundo, su seguridad y el nivel de osadía que está dispuesta a mostrar.

Una de las verdades alrededor de la elección de tu lencería, es que, la lencería que usas evoluciona junto contigo. Si es natural que cada cierto tiempo te animas a probar un cambio respecto a tu look, cómo blusas, pantalones o zapatos. ¿Por qué no implementar el mismo cambio con tu ropa íntima de forma esporádica? Hay muchas mujeres que por prejuicios o simple costumbre usan por años la misma lencería y los mismos colores. Pensamos que este tipo de prendas nunca deben cambiar de forma radical o constantemente. La verdad es que tu lencería o ropa interior estará lista para renovarse cuando tú lo estés.

Es muy recomendable que siempre tengas a la mano lencería o ropa interior  de colores básicos, es decir, blanco, negro; y rojo, para algunas ocasiones. Además, puede elegir este tono de lencerías con ciertos detalles que le den mayor realce. Sin embargo, siempre recuerda que, por cuestiones de estética o para evitar las conocidas “mata pasiones” evitar las lencerías de antaño de algodón, y nunca usar combinaciones extrañas, como llevar la parte superior de color blanco y la parte inferior en negro. Eso es fatal.

 Lencería para seducir a tu pareja

Si tu objetivo es elegir la lencería perfecta para despertar pasiones, y seducir de manera irresistible a tu pareja. Te damos una felicitación y te reconocemos como una mujer plena del siglo XXI. Sin duda, la ropa puede ser un arma realmente erótica y sensual. Pero si hablamos de la ropa interior, esto cobra mayor relevancia,  puedes hace magia y puede mejorar la vida sexual de las parejas.

No tiene nada de malo que tomes la iniciativa en seducir a tu pareja, al contrario, eso dice mucho de tu personalidad, seguridad y valor.

En el campo de la seducción todo se vale, una forma muy interesante es seleccionar diferentes prendas intimas complicadas de quitar, esto mejorará los juegos sexuales y excitará más a ambos. Por ejemplo, puedes llevar lencería sexy, como mallas, corsés provocativos, sujetadores sugerentes, etc.

Respecto a los colores siempre será mejor elegir colores muy intensos como los vivos rojos, fucsias o turquesas, aunque también el negro y el blanco son unos clásicos que no dejan indiferentes a ningún hombre.