Se sabe que todas las persona tenemos formas de comportarnos muy diferentes, por ende no siempre reaccionaremos igual ante alguna situación. En ocasiones no entendemos porque las personas tienden a actuar de manera rara con nosotros sin siquiera haberles hecho algo por lo cual se desencadene este comportamiento, y es que muchas veces no nos damos cuenta, pero nuestro comportamiento o forma de ser puede lastimar a las demás personas sin siquiera darnos cuenta.

Muchas veces lastimamos a las personas sin darnos cuenta, nosotros podemos pensar que estamos haciendo todo bien, pero sin embargo ya hemos lastimado a alguien en algún momento. ¿Pero qué tan importante puede ser considerar esto, si nosotros sentimos que no hacemos nada malo? Realmente es muy importante, ya que de no hacerlo, podríamos ganar muchos enemigos sin siquiera haberlos buscado, y más allá de eso también le haríamos daño a las personas de manera inconsciente.

No es necesario que cambies tu forma de ser, pues eso haría que pierdas tu esencia por completo y ese no es el objetivo, lo que si podrías tomar en cuenta es en evitar cometer algunas actitudes con las cuales podrías dañar a los demás. En esta oportunidad te daremos algunas recomendaciones acerca de las actitudes que deberías mejorar o evitar hacer con los demás.

No ignores a los demás


Si hay una de las cosas que a menudo lastima a las personas es justamente sentirse ignorados. Muchas veces cometemos esto sin darnos cuenta, por ejemplo cuando llegamos al trabajo o al lugar de estudio saludamos solo a las personas que conocemos, dejando de lado a las demás personas, ésta puede ser una actitud que lastime a las personas sin necesariamente querer hacerlo. Te recomiendo que si entras a algún lugar trates de saludar a todos los presentes, no es necesario que te acerques a cada uno de ellos, pero con el simple hecho de decir buenos días con todos, te hará quedar muy bien y las personas no se sentirán ignoradas por ti.

Otra de las actitudes que hacemos a menudo es dejar con la palabra en la boca a las personas, por ejemplo; no sé si te paso que  en ocasiones alguien se nos acerca para contarnos algo importante y de pronto suena nuestro teléfono u olvidamos hacer algo y por la preocupación del momento decimos “luego me cuentas” y salimos corriendo a realizar la otra actividad que más nos importa. Esto sin duda lastimará a la otra persona pero como ves fue de manera inconsciente, te recomiendo bajar un poco tus revoluciones y darle un poco más de importancia a las personas, si bien es cierto en ocasiones tenemos cosas muy importantes que atender, pero unos 5 minutos no creo que te cause gran problema, además quedarás muy bien con los demás.

No señales ni hables mal de los demás


Si hay algo con lo que se convive todos los días es justamente con este tipo de actitudes, parece que ya se ha vuelto algo normal señalar o hablar mal de los demás creyéndonos superiores, pero déjame decirte que cada persona es diferente en todo sentido, ya sea en físico, forma de ser o costumbres, es por esta misma razón que deberíamos dejar de hacer este tipo de cosas, ya que nadie sabe que cosas pueden llevar las demás personas por dentro y además de esto cada uno es libre de actuar, vestirse o verse como más les gusta. Sin lugar a dudas esta actitud daña y en gran manera a los demás, creo que a nadie le gusta que los demás hablen a sus espaldas o los miren mal y peor aún que los estén señalando. Te recomiendo que evites actuar de esta manera, creo que hay cosas más importantes con las que puedes distraer tu mente que andar fijándose en lo que los demás hacen o dejan de hacer. Evita lastimar a las personas de esta manera, no esperes que te toque vivir a ti una situación similar, te aseguro que no te gustará ser el punto al cual las personas señalan sin tener en cuenta los sentimientos.

Evita los chismes


Los chismes sin lugar a dudas destruyen a las personas. Muchas veces hay personas que les gusta estar metidos en estas situaciones, hablando de la gente sin importar el daño que les puedan causar, llegando hasta el punto de modificar la historia para hacerla parecer más convincente. Van con facilidad contándole a la gente la vida o rumores que se enteraron sin preocuparse en confirmar si son ciertos o no, definitivamente esto causará un daño irreparable a los demás, ya que sin saber puedes hacer quedar mal a las personas hablando de su vida personal, incluso de su vida íntima. La chismosería contamina el alma y destruye las relaciones entre las personas, es un arma fatal que utilizan las personas que carecen de sentimientos. Te recomiendo que si en algún momento te encuentras en una situación como esta o alguien está a punto de hablar acerca de la otra persona, evites participar de esa conversación, y si ya es inevitable que lo escuches asegúrate de ir con la persona involucrada y comentarle lo que se está rumoreando por ahí, y que ella te cuente su parte de la versión, te aseguro que esta persona te lo agradecerá enormemente. Preocúpate por los problemas de tu vida y aléjate del chisme, créeme esto no es bueno para nadie.

Hay muchas actitudes que pueden dañar a las personas, seguramente en algún momento has estado en medio de alguna de las mencionadas anteriormente, si es así, te recomiendo que evites participar o actuar de una manera que haga daño a los demás, vive una vida más saludable y si por algún motivo no te das cuenta de tus actitudes, presta un poco más de atención a la manera en cómo te desenvuelves día a día para evitar caer mal a los demás e incluso llegar a dañarlos. Procura tener más amigos y personas que estén a tu favor que ganar enemigos sin darte cuenta.

También puede interesarte:

¿Cómo caerle bien a los demás?

Puntos importantes a considerar en tu boda

¿Cómo ser una super mamá?