Conoce los beneficios del yoga en la mujer

Si deseamos tener una cita con nosotras mismas, conocernos, tener un tiempo de relajación y desconexión del mundo y además de brindarnos una dosis de salud para nuestras vidas, el yoga es la mejor opción.

Aunque no contemos con tiempo para ir al gym o dinero para pagar costosos tratamientos de relajación el algún spa o salón de belleza, el yoga es una actividad que siempre la podremos realizar, desde nuestras casas, en la intimidad de nuestra habitación, sobre una colchoneta o nuestras camas, solo es necesario tener las ganas, aprender las técnicas de esta disciplina ancestral y disfrutar todo los beneficios en nuestro cuerpo y mente.

El yoga es, sin duda, una de las mejores disciplinas para el cuidado de nuestra salud, otorgándonos beneficios a corto, mediano y largo plazo. El yoga involucra más que mero ejercicio físico, pues también tienen conexión nuestro estado mental y espiritual. Es una cita con nosotras mismas, sin intervención o distracciones externas. Si bien parece estar de moda recientemente, porque muchos artistas lo practican y recomiendan para mantenerse jóvenes y bellas. Sin embargo, el yoga es una disciplina que data hace 5.000 mil años de antigüedad, proviene de la cultura India, donde se le da una vital importancia al equilibrio de salud entre el cuerpo, mente y espíritu.

Son muchos los motivos para animarse a practicar esta disciplina, el yoga es muy famoso y se dice que sus efectos son maravillosos, una vez que conoces sus bondades, no puedes dejarlo, en adelante te mencionaremos algunos de los beneficios de practicar el yoga, esta lista podría resultar limitada, pero mi objetivo es que conozcas las principales razones por las cuales todo mundo se enamora del yoga:

Relajamiento general

Es cierto que todos debemos lidiar con grandes niveles de estrés, causado por las largas jornadas, rutinas y estilo de vida predominantes en la actualidad. En el caso de la mujer, los estudios, el trabajo, el embarazo, los hijos, los cambios hormonales, la llega de la menopausia, etc. Son circunstancias que inconscientemente van acumulando un estrés interno que poco a poco merma nuestro estado de humor, actitud y niveles de energía. Muchas veces no somos conscientes del gran estrés acumulado que guardamos en la mente, corazón  y espíritu.

En estas situaciones la práctica del yoga ayuda a revertir enormemente estos problemas, debido a que nos transporta a un estado de relajación, a llegar al origen de nuestras tensiones, tanto físicas como emocionales. Es importante la práctica del yoga en diferentes posiciones y ejercicios.

Fortaleces los huesos

Está comprobado que os distintos movimientos y posiciones que acarrea la práctica del yoga ayudan a fortalecer los huesos, a causa que aumentan la resistencia y densidad ósea. Por ejemplo, las posiciones con los pies elevados de puntillas son excelentes para fortalecer los huesos de las piernas. Las rotaciones internas y externas de la cadera son ideales para fortalecer la cadera y el piso pélvico. En fin, nos extenderíamos demasiado si mencionamos cada región del cuerpo, lo cierto es que la practicar regular del yoga es fundamental para el fortalecimiento de los huesos y previene enfermedades relacionadas como la osteoporosis y artritis.

Flexibilidad

La flexibilidad es una cualidad importante en todas las etapas de nuestra vida. Sin embargo, a medida que pasan los años y nos adaptamos a un estilo de vida rígido, poco a poco vamos perdiendo nuestra capacidad de flexibilidad. Por ejemplo, ¿recuerdas cuando eras un bebé? O has visto detenidamente a un bebé, su flexibilidad es impresionante, ahora pregúntate ¿podrías hacer al menos la mitad de lo que eras capaz durante esos primeros años?

Uno de los beneficios más importantes del yoga es incrementar la flexibilidad, mejorar el funcionamiento de las articulaciones y fortalecer nuestros tendones y ligamentos. A largo plazo el yoga nos ayuda a prevenir pequeñas lesiones, recuperar nuestro nivel de flexibilidad ideal y a tener una vida más saludable.

Dormirás como un bebé

Diversos estudios científicos han comprobado que la práctica frecuente del yoga, principalmente por la noche, horas antes de dormir, ayuda a conciliar de forma increíble el sueño. Debido a que durante la sesión de yoga entramos en un estado profundo de relajación con conexión entre cuerpo, mente y espíritu. Los resultados de este proceso es que cuando llegue a la cama te sientas tan relajada, que tus músculos, cuerpo y cerebro solo tendrán una misión: dormirse, pero dormirse bien.

Asimismo, si eres de las personas que depende de pastillas o medicamentos para poder dormir, olvídate de ellos. Bien sabes que esas sustancias son drogas que fuerzan tu sueño, a largo plazo, afectan notablemente tu salud, mejor anímate a practicar el yoga y descubrirás una serie de cambios en tu mente y salud, que me lo agradecerás en silencio.

Un corazón saludable

Todos sabemos que el corazón es un órgano ligado estrechamente a nuestra salud. La práctica del yoga logra reducir la presión arterial, además de ralentizar la frecuencia cardiaca debido al estado de relajación. De igual forma, ayuda a controlar los niveles de colesterol malos y los triglicéridos. Es decir, el yoga provee una serie de beneficios que a tu corazón le encantará. Pruébalos y descúbrelos por ti misma.

En líneas generales, la práctica del yoga tiene gran implicancia para prevenir enfermedades del corazón.

Nos ayuda a mantener una figura

Naturalmente, practicar yoga no quema tantas calorías, como, por ejemplo, salir a correr. La sesión de yoga se caracterizan por ser actividades generalmente con movimientos lentos y estando situados en un solo lugar. Sin embargo, se ha comprobado a mayor o menor grado que la práctica regular del yoga ayuda a mantener, moldear o bajar de peso, sin efectos rebotes o cosas similares.

Este beneficio tomaría como base que la sesión de yoga es una práctica que involucra a todo nuestro ser, un equilibrio físico, mental y espiritual, que aunque, aparentemente, pareciera que no usamos grandes niveles de energía, se produce una conexión que tiene maravillosos resultados en nuestra figura y mente.

 

Eres más feliz

Como ya dijimos el yoga es una disciplina milenaria que trae numerosos beneficios a nuestro ser en general. La práctica del yoga mejora el autoestima, nos hace sentir más felices, salimos renovados y es como volver a nacer al término de cada sesión de yoga. Ello debido a que el yoga libera endorfinas, hormonas relacionadas al bienestar general que tiene gran influencia en nuestra actitud, estado de humor, visión de la cosas, todo.

El yoga es una disciplina mágica, mucho mejor que una consulta con el psicólogo o un masaje en un spa. El yoga representa una sesión integral que tiene efectos asombrosas en todas las personas, puede ser practicado en todas las edades y sin ningún tipo de riesgo.

En resumen y a fin de cuentas, el yoga es una bendición para el ser, cuerpo, mente, espíritu; todos somos uno y quien mejor que tú, quien se conoce y sabe lo mejor para ti.

También te puede interesar:

¿Por qué ser mujer es lo mejor?

La importancia del descanso