Conviértete en una mujer independiente y segura de sí misma

Actualmente, no es para nada extraño ver mujeres independientes y exitosas que sobresalen en diferentes campos sin depender de alguien o algo. Sin duda, el siglo XXI ha traído consigo una revolución en la mentalidad femenina, la cual le dicta a ir en busca de lo que desea, de no esperar que alguien se lo de y sobre todo a sentir plena confianza en sí misma.

Existen muchas razones por las cuales las mujeres independientes se vuelven mágicamente más atractivas para todos, es porque son mujeres exclusivas, cómodas consigo mismas y entre grupos, despiertan mayor interés y se ganan el respeto y admiración de los demás.

Está comprobado por diversos test psicológicos que una mujer sumisa, débil y sometida resulta menos atractiva para el sexo opuesto, es decir los hombres, a menos que solo te vean como su mamá o se sientan tan complacidos con tu pasividad y obediencia. Pero si buscas consolidad una relación a largo plazo con bueno frutos, ser una mujer sumisa no es la clave.

Debes buscar destacar, crecer, ganarte las cosas por ti misma, no depender de un hombre, superar los obstáculos en tu vida de manera independientemente. Increíblemente te convertirás en una mujer irresistible entre los hombre y ostentarás respeto entre todas las mujeres.

Existen cualidades que definen a una mujer independiente y segura de sí misma, te nombraremos algunas de las más importantes:

No necesitas pedir permiso para hacer lo que quieres.

Una mujer independiente no necesita pedir permiso para hacer algo o aquello. Actúa de acuerdo a sus propias normas y valores, no necesita la aprobación de los demás ni le asusta el ¿qué dirán?. Busca sentirse plena y satisfecha con lo que hace sin regirse por convencionalismos sociales. Ella viste como le da la gana y toma la iniciativa en lo que realmente le gusta hacer.

No presta importancia a la opinión externa.

La opinión externa siempre estará ahí y siempre será exclusivamente tu decisión prestarle importancia o no. No dejes que limite tu autentica personalidad y menos te impida hacer lo que realmente quieres hacer. Tú tienes la libertad de pensamiento, libertad de conducta y libertad de juicio que dispongas para ti y no debe importarte el resto. Obviamente, sin herir o afectar a nadie. Atrévete a ser tú misma del modo que quieres serlo.

No necesitas que alguien te diga lo que está bien o no.

Somos libres de elegir que es bueno y malo para nosotras, porque estamos hablando de la vida, nuestra vida. No necesitas la validación de alguien para determinarlo.  Cómo una vez lo dijo la divina mujer independiente, Mohadesa Najumi “La mujer que no requiere de la validación de alguien más es la mujer más temida del planeta”.

No escondes tus emociones.

Te muestras autentica, transparente y sincera, no temes expresar tus emociones reales por miedo a las circunstancias o contexto. Si quieres reír a carcajadas, lo hacer; si quieres llorar, lo haces. Una mujer independiente y segura no se intimida por sus emociones, al contrario, las hace sus aliadas para reafirmar la seguridad en sí misma.

Dices las cosas con claridad sin evitarlas.

Una mujer independiente y segura de sí misma dice las cosas completas, no de forma grosera, pero si como deben ser dichas. Esto a largo plazo te libera de problemas y mal entendido, y por supuesto, te hace una mujer más libre, fresca y con una vida menos estresante.

No depende emocional ni económicamente de un hombre.

Tal vez una de los más importantes signos que eres una mujer independiente y segura, amar no es malo, lo malo es necesitar de una pareja para conseguir tu felicidad. En cuanto a lo económico, si dependes de tu pareja para hacer cualquier cosa o ir a donde quieras, debes cambiar esa situación, porque ello no es bueno para tu relación ni para ti misma.

Ahora, luego de conocer los rasgos incuestionables de una mujer independiente y segura, si te identificaste con algunas te felicitamos, pero si no, no te preocupes. Ahora te contamos algunos tips para convertirte en una genuina mujer independiente y segura de sí misma.

Dale más importancia a tu educación.

La educación es muy importante para todas las personas, pero si buscas ser una mujer independiente y segura, es de suma importancia. Debes formarte y desarrollarte como persona, como profesional, como ciudadana, como mujer. Si no quieres depender de nadie en el futuro y tampoco estar atada a un hombre por el factor económico, prioriza tu educación y sal adelante por ti misma.

Aprende a hacerte cargo de tus problemas sola.

Sé que puede sonar un poco difícil, pero si buscas poco a poco desarrollar cierta independencia y aumentar la seguridad en ti. Tienes que afrontar tus problemas, la mayoría de veces sola. Con esto no te digo que no busques respaldo en tu familia, amigos o algún novio. Pero tienes que hacerte cargos de tus líos de forma individual sin necesitar de alguien para salir de ellos.

No ates tu felicidad a una relación.

Las relaciones son bonitas y enamorarse es una de las mejores cosas en esta vida, pero no debes necesitar tanto la compañía de una pareja para ser feliz. También se puede ser feliz estando soltera. Debes controlar tu ansiedad y construir tu propia fortaleza emocional que te será muy útil en diversos aspectos de tu vida.

No te compares con otras mujeres.

Por favor, no hagas esto, todos somos diferentes y todos tenemos cualidades diferentes. Puedes tener un modelo a seguir o alguien a quien admirar por su forma de ser y tratar de imitarla. Pero no te la pases comparándote, esto puede afectar tu autoestima y hacerte sentir menos segura. Tú eres única y eres una maravilla, sólo explota tus mejores cualidades.

Cuida tu imagen física.

Sin duda la salud e imagen externa están muy relacionadas y debes preocuparte por ellas. Al decir esto no me refiero a que hagas ejercicio todos los días o comas solo ensalada. Trata de llevar una vida saludable, aléjate de los vicios malos y haz ejercicio regularmente como caminar, ir en bici, trotar unos minutos por las mañanas, etc. Esto acompañado a una adecuada alimentación.

No dependas económicamente de otros.

Este consejo es quizás uno de los más importantes, si aún eres una adolescente o estudiante, es normal que dependas de tu familia. Pero busca sobresalir por ti misma, estudia lo que más te guste, ponle mucho empeño, desarróllate persona y profesionalmente, y conviértete en una mujer independiente y segura en sí misma. No hay mejor sensación que aquella, en el futuro me lo vas a agradecer.

Sin duda las mujeres independientes y seguras en sí misma son un tesoro en estos tiempos, destacan en todos los lugares y se llevan las miradas de todos, incluso de otras mujeres. Recuerda que una mujer independiente y segura se conoce a sí misma, es conscientes de sus fortalezas y sus debilidades, se esmera todos los días por crecer y mejorar en todos los aspectos de su vida. Ella sabe lo que quiere, se pone desafíos, sigue sus instintos y aunque sabe que en la vida no todo es color de rosa, ella lucha por sus objetivos, conservando siempre su esencia y estilo propio. Sé una mujer independiente y segura de sí misma. Tú puedes. Todas pueden.

También te puede interesar:

¿Cómo estar en forma sin llevar una estricta dieta?.

Alimentos mágicos con resultados sorprendentes.

Ser una mujer exitosa depende mucho de nosotras.