Cincuenta por ciento de los clientes de cualquier negocio son mujeres. Ellas representan la mitad del mercado del mundo. Encuestas realizadas por el experto en dirección empresarial, Tom Peters, demuestran que son las mujeres quienes toman la decisión de compra de 94 por ciento de los productos del hogar y determinan 92 por ciento de las veces a dónde va a viajar la familia en vacaciones. Si se consideran estas cifras, se hace evidente la razón por la cual muchas bancos y aseguradoras han reorientado su estrategia comercial creando planes o servicios especialmente para las necesidades femeninas. Una de las entidades pioneras en este tema en Colombia es Davivienda, que ofrece la tarjeta de crédito Mujer Clásica o Platinum, la cual no sólo le da acceso a beneficios a la hora de comprar, sino que le ofrece servicios especiales como transporte para ellas o sus hijos, reparaciones para el hogar y asistencia de reparación de vehículos.

Otro banco que brinda este servicio es el BBVA. Esta entidad también ofrece una tarjeta preferencial con una cuota de manejo preferencial, una tasa especial para comprar carteras y exoneración de 50 por ciento de la cuota de manejo durante el primer año de vigencia de la tarjeta.

Por su parte, el Helm Bank no se queda atrás. Ellos diseñaron el Helm Mujer, un producto financiero especializado con el cual las mujeres tienen descuentos en almacenes exclusivos, todos los servicios del banco en una sola sucursal, tasas preferenciales a la hora de comprar casa o carro y la posibilidad de acumular puntos en cada compra.

Este nuevo fenómeno, que responde a la evolución del papel de la mujer en la sociedad moderna, se da como un paso lógico y necesario para facilitar las necesidades que pueda requerir cualquier mujer ejecutiva actual.