Chicas, ¿Por qué debemos tener miedo a los baños públicos?

¿Te ha pasado alguna vez?, que cuando estas en la calle paseando, comprando, bebiendo, comiendo algo, etc. Y de pronto te da ganas de ir al baño. Entonces, dices ¡Oh maldición!, quizá muchas chicas se aguanten pero al hacerlo deben ser conscientes de que pueden adquirir una enfermedad no muy alarmante pero a través del tiempo puede convertirse en una infección más peligrosa, por eso es mejor ir al baño; pero en la calle ¿A dónde voy?

Lo más lógico es que al aguantarnos de ir al baño, la única solución sería utilizar un baño público, pero alguna vez; muy aparte de la necesidad que sientes en ese momento, ¿Te has puesto a pensar que pasaría si antes que tú, a ese baño ingreso una mujer no muy higiénica?, supongo que ustedes comprender a que me refiero con la frase “no muy higiénica”, cierto.

Son muchos los mitos y verdades de ingresar a los baños públicos, pero lo cierto es que hay más verdades que mitos. Es por ello que voy a contarles porque debemos tenerle miedo a los baños públicos.

Chicas en urgencias

Somos mujeres y también vamos al baño, esa es una verdad que nadie puede negar; pero lo peor es que por la urgencia de ir al baño, tenemos que esperar en la cola de los baños públicos para lograr entrar, pero no nos fijamos que antes de nosotras entraron 15 chicas y entre ellas había una de la vida buena, ustedes me entienden. Entonces pasa 5 minutos y te comienza a dar una picazón horrible que te hace pensar que hay una pulga por ahí pero en realidad es el baño público.

chicas en urgencias

El break para ir al baño en la Universidad

Aunque lo quieran negar, los baños de la universidad también son públicos. Así que, muchas se sentirán identificadas cuando les diga que si una amiga va al baño, van todas; ¡una para todas, todas para una!. Entonces, están ahí las amigas todas fresh y delicadamente se sientan en el inodoro, pero lo que no sabían es que el personal de limpieza paso el mismo trapo con el que limpiaron los lavaderos, las palancas, los espejos y los inodoros; se imaginan cuanta bacteria se metió en su zona íntima.

El break para ir al baño en la Universidad

Envolver con papel higiénico el inodoro tipo momia

Cuantas hemos hecho esto por higiene, digo “hemos” porque yo lo hice muchas veces, pero hasta hace poco me entere que todo era en vano. Sabían que por más que envolvamos el inodoro como una momia, nos estamos contaminando aún más, porque el papel higiénico tienen bacterias y estas al juntarse con los virus del inodoro se vuelve más fuerte; lo cual nos dañaríamos mucho peor porque estaríamos adoptando una infección vaginal muy peligrosa como: flujo vaginal, hongos, etc.

Envolver con papel higiénico el inodoro tipo momia

Aplastar la palanca del inodoro

Miles de personas cogen la palanca del inodoro para limpiar el wáter, pero esa es una actividad muy peligrosa y más si son en los baños públicos porque sería una mentira decir que los dueños de los baños públicos desinfectan a cada momento las palancas con lejía. Es por eso, que al tocar las palancas estamos infectándonos con las bacterias asquerosas y cochinas de los baños, lo peor es que muchas chicas por más mujeres que sean, no se lavan las manos y más tarde comen una hamburguesa y ya saben lo que pasa.

Aplastar la palanca del inodoro

Las manos sucias después de salir del baño

Chicas confiesen, ¿Cuántas de ustedes se lava las manos al entrar y salir del baño?; sé que muchas lo negaran pero es la verdad, no todas se lavan las manos después de ir a un baño, aunque a veces es justificable porque no todos los baños públicos tienen agua. Pero lo que sí es injustificables es tocarse el rostro, la nariz, el cabello, la boca con esas manos sucias y después dicen ¿Por qué me duele el estómago?, les contare que al hacer lo que dije se están formando lombrices intestinales en el estómago.

Las manos sucias después de salir del baño 1

Las manos sucias después de salir del baño

El jabón líquido de los baños públicos

Todos usamos el jabón líquido de los baños públicos, algunas hasta se roban en una bolsita para la casa; pero lo que no sabían es que los dueños de los baños públicos mezclan agua con jabón y esa mezcla provoca que nuestras bacterias protectoras de las manos, desaparezcan y no vuelvan menos inmunes y débiles por lo que es más fácil infectarnos con gérmenes patógenos.

El jabón líquido de los baños públicos

Ratas en el baño público

No es nada novedoso saber que las ratas son las dueñas de los desagües y de lugares sucios. Es decir, que los baños públicos no siempre están limpios, pues hay personas inhumanas que no limpian los baños y lo dejan sucio hasta el día siguiente. Por lo que, le dan la bienvenida a las ratas para hacer fiesta en los inodoros de noche, y al día siguiente alguien ingresa al baño y  más tarde se da cuenta que te aparecieron granitos vaginales. Entonces, lo que te queda es gastar en un ginecólogo. ¡Oh por Dios!

ratas en el inodoro

Tips para enfrentar los baños públicos

  1. Hecha un poco de tu perfume personal alrededor del inodoro para que puedas sentarte con seguridad. Ya que, el perfume contiene alcohol y esto desinfecta los microbios del inodoro.
  2. Antes de tocar la palanca del inodoro, sóbate las manos con tu alcohol en gel y después de tocar la palanca, lávate las manos con jabón y agua o con tu gel de manos.
  3. Siempre debes llevar tú propio papel higiénico cuando ingreses a algún baño público, ya que los que atienden el negocio no siempre son cuidadosos y con las manos sucias te entregan el papel.
  4. Para abrir la puerta al salir del baño, coge un poco de papel higiénico y utilízalo como una especie de guantes; de esta manera ya no te infectaras las manos con bacterias o virus que dejan otras personas.
  5. Cuando estés en el baño, baja tus pantalones hasta los muslos, trata de no bajarlos demasiado porque puede tener contacto con el suelo o el inodoro, lo cual estaría pegándose los microbios.

El miedo de todas las mujeres en ir a los baños públicos

Autor(a): Mónica Soto

También te puede interesar:

No más estrías

Cosas que olvidamos y hacemos mal en la ducha

¿Cómo secar el cabello?