El ejercicio físico es una de las actividades que debe ser considerado entre las principales tareas del día. Además de todos los beneficios para la salud física, emocional y mental. Es casi un requisito en nuestros tiempos. A causa que vivimos en un mundo cada vez más automatizado, una sociedad que se inclina por lo que resulta más cómodo y qué pensar de las estresantes y absorbentes rutinas de trabajo. Quedamos exhaustos, tanto física como mentalmente. Sin embargo, aunque no lo creas, el hecho de ejercitarnos regularmente nos aporta más niveles de energía, favorece el equilibrio en nuestro organismo y nos da es “activación” para desempeñarnos eficientemente en nuestras otras actividades.

Muchas personas acusan al tiempo, las tareas, el cansancio, el dinero, etcétera. Permíteme decirte todos estos seudo impedimentos son excusas. No necesitas de tiempos prolongados ni grandes inversiones de dinero para ejercitarte correctamente, lo puedes hacer desde tu casa, durante un corto lapso de 30 minutos, opciones como aeróbicos, spinning, rutinas full body, funcional training o simplemente salir a dar vueltas a la manzana, son pequeñas acciones que con constancia lograrán grandes cambios, no solo en tu apariencia, también tu actitud y autoestima.

¿Por qué es importante ejercitarnos?

Existen muchos beneficios al ejercitarnos regularmente, te comentaré los principales para que una vez por todas te animes a levantarte del sofá y ponerte en movimiento, tu salud, figura, corazón, estado emocional y mental me lo agradecerán, pero quien deberá tomar la decisión serás solo tú.

Acondicionamiento físico:

Mejora la forma y resistencia física

El ejercicio físico fortalece los músculos, huesos, tendones y ligamentos. Nos forma estéticamente la figura y además mejora nuestra condición cardiovascular, ganamos resistencia y tonificación.

Regula las cifras de presión arterial

Está extensamente comprobado que el ejercicio físico reduce y previene las enfermedades del corazón, como la hipertensión. Es decir, es un método muy efectivo para mejorar la salud del corazón y favorecer una circulación sanguínea adecuada.

Incrementa o mantiene la densidad ósea

Como te mencioné, la actividad física fortalece los huesos, los vuelve más resistentes y menos vulnerables a fracturas o lesiones. En general, el cuerpo se vuelve más fuerte y ello nos dota de mayor seguridad.

¿Por qué es importante ejercitarnos?

Mejora la resistencia a la insulina

La insulina es la hormona encargada de controlar el azúcar en la sangre, el ejercicio físico regular evita los picos de insulina en la sangre. Lo cual nos mantendrá más sanos, menos ansiosos y con menos posibilidad de desarrollar enfermedades.

Ayuda a mantener el peso corporal

Obviamente, el ejercicio físico nos ayuda a perder esos kilitos de más, particularmente el objetivo es eliminar la grasa corporal, no perder peso del tono muscular y óseo. Al realizar ejercicio físico ponemos al cuerpo en un estado de “estrés físico” y se ve forzado a utilizar la grasa almacenada como fuente energía. Sin embargo, para ver resultados visibles y sostenidos es necesario acompañarlo con una adecuada dieta.

Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones

Nos volvemos más flexibles, más ágiles y con menos dolorcitos al estirarnos. El ejercicio físico mejora la movilidad del cuerpo y nos volvemos más eficaces para realizar las tareas propias de las jornadas.

Reduce la sensación de fatiga

Esto es muy importante, a medida que progreses en el ejercicio físico, tu capacidad cardiovascular, resistencia, adaptación, nivel de energía, también lo harán. Es por eso que dicen que el ejercicio físico hace magia, al inicio puede parecer agotador y muchas personas suelen dejarlo, sin embargo, si resistes algunas semanas o meses, milagrosamente te sentirás con más energía, te fatigarás menos y aún te quedarán reservas para realizar tus actividades normales.

¿Por qué es importante ejercitarnos?

Además de las bondades físicas, el ejercicio también tiene notables efectos a nivel psicológico y emocional, por ejemplo:

Aumenta la autoestima

La practica regular del ejercicio nos ayuda a sentirnos mejor, independientemente los resultados apresurados o no, el simple hecho de ejercitarnos nos brinda una sensación de bienestar. El cuerpo sabe que es una actividad positiva y saludable y nos lo hace sentir así. Nuestra autoestima mejora, y cuando llegan los primeros resultados frente al espejo, mucho más, ya no lo podemos dejar y es parte de nuestro estilo de vida. Allí reside la magia.

Reduce el aislamiento social

Para muchas personas tímidas, con débiles habilidades sociales o que eviten el contacto con grupos de personas. El ejercicio físico es una gran alternativa, además de mejorar nuestra condición física, nos relacionamos con otras personas que también lo practican y hasta surgen temas de interés y conversación. De igual modo, con el paso de las semanas nuestra autoestima mejorará y podremos romper esas barreras que nos limitan a socializar con confianza.

Reduce la tensión y el estrés

El hecho de ejercitarnos, sentir como el corazón se acelera, notar que nos esforzamos y lo hacemos con un propósito, eliminará todas la cargar negativas que llevamos encima. El ejercicio físico es una especie de terapia que nos ayuda a librarnos del estrés.

¿Por qué es importante ejercitarnos?

Reduce el nivel de depresión

Luego de una sesión de ejercicio físico, si lo hiciste bien, quedarás exhausta y tus músculos relajados, después te recuperarás y te sentirás muy orgullosa de ti misma.

De esa forma, combatirás la tristeza o un eventual estado de depresión. El ejercicio físico funciona como un anti depresivo para nuestro cerebro y nos hace despejarnos de temas que no nos aportan nada positivo.

Aumenta el estado de alerta

Además de los beneficios en la figura, el ejercicio físico mejora los reflejos e instintos de los sentidos. Increíblemente, desarrollarás un estado de alerta que lo llevaras contigo todo el día y podría ayudarte a salir de muchos apuros y evitar accidentes. Es como un sentido arácnido.

Menor grado de agresividad, ira, angustia

En el caso de las personas hiperactivas o demasiado tensas, que acumulan ira y pueden estallar en cualquier momento. El ejercicio físico funciona como un perfecto canal para descargar toda esa agresividad que, en ocasiones, guardamos inconscientemente.

Así que ya sabes, en lugar de terapia o sesiones de relajación, una buena rutina de ejercicios también puede traer grandes resultados.

¿Por qué es importante ejercitarnos?

Incrementa el bienestar general

En términos generales, el ejercicio físico nos brinda bienestar, felicidad y salud. Durante las sesiones de ejercicio físico liberamos hormonas de alegría como la dopamina y adrenalina que tienen el efecto de hacernos esforzar para cumplir nuestros objetivos y brindar al cuerpo un efecto de placer. Posteriormente, al finalizar la sesión de ejercicio, nuestro cuerpo entrara en un estado de relajación y nos sentiremos muchos mejor de cuando empezamos.

A fin de cuentas, ¿Qué esperas? Incorpora el ejercicio físico como parte de tu rutina diario y experimenta tú mismo los beneficios en tu cuerpo, mente y espíritu.

También te puede interesar:

Ejercicios para reducir la celulitis

Conoce los beneficios del yoga en la mujer