¿Qué harías si tú mejor amigo se te declara, pero a ti te no te gusta?

¿Qué decir para no lastimarlo y cómo manejar adecuadamente la situación?

El derecho de enamorarse el libre y vasto, muchas veces no elegimos en quién ponemos nuestros “ojos”, el corazón es tan voluble e incierto y puede terminar resultando que nuestro mejor amigo se enamore de nosotras.

Si es tu caso, y tu mejor amigo te dijo que siente algo más que amistad por ti, entonces estos consejos podrían ayudarte. De antemano te confesamos que cada situación es diferente, pero hay características generales que se manifiestan en la mayoría de los casos.

¿Más que mejores amigos?

No hay nada de malo en enamorarse, el problema surge cuando esa persona es nuestra mejor amiga, que lamentablemente no nos puede corresponder, porque no le gustamos o sencillamente porque te ve como su mejor amigo y no quiere dañar esa amistad. Entonces somos enviados a la temible “friendzone” o zona de amigos. 

En el lugar de los chicos, algunas veces pasas demasiado tiempo con una persona que se vuelve tan importante y tan habitual como la familia propia, conoces todos sus gustos, guardas todos sus secretos, haces hasta lo imposible por complacerla en todo y resulta que, terminas dándote que cuenta que estás enamorado de tu mejor amiga, de la que pensaste nunca sentir algo más que amistad sincera. Muchos estudios al respecto señalan algunos indicios “A veces es por soledad, pero la mayoría de las veces por afinidad, porque empiezas a comparar los requisitos de la persona ideal y da la casualidad que los tiene la amiga”, asegura la psicóloga Nidya Ventura.

La lógica en los hombres funciona sujeta a la “seguridad”, por la cultura latina los hombres necesitan saber que tienen algo seguro, y luego de buscar mucho en el exterior, notan que esa seguridad puede encontrarse al lado de su mejor amiga, la mujer que conocen por completo, quién los apoya y no los juzga, con quién sienten ese nivel de “conexión” y confían plenamente en ella… En algunos casos es propicio, pues hay varios testimonios de esposos que fueron mejores amigos por largos años antes de ser pareja. Pero en la mayoría de casos, los resultados no son muy alentadores.

No siempre resulta como quieres

Posteriormente, viene la confusión con la convicción de que la gran afinidad con alguien puede dar frutos en una buena relación. Puede ser así, o puede que no, como ya te mencioné cada situación es diferente, cada persona y cada historia también. Solo tú puede saber lo que sientes realmente por tu mejor amigo, si alguna vez consideraste la posibilidad de ponerlo como tu pareja o si realmente sin duda alguna es sólo una genuina amistad. Además, debemos aclarar que la forma de sentir y percibir de los hombres y mujeres es muy diferente. Un hombre puede acercarse a una mujer, incluyendo su mejor amiga, en busca de nuevas experiencias, por llanamente atracción o por despecho. Sin embargo, para una mujer, el valor emocional y definir exactamente cada tipo de relación es muy importante. Si tu mejor amigo se te declara y tú estás convencida que no lo ves nada más que como solo un amigo, debes ponerle límites y las cosas claras desde el principio, porque de lo contrario estarías alimentando una ilusión e involucrándote en una situación difícil. Sin embargo, si luego de evaluarlo e internalizarlo tú misma, consideras que tal vez muchas aptitudes en tu mejor amigo son las que tú buscas en una pareja y estarías dispuesta a darte una oportunidad con él, debes ir lentamente, avanzando etapa por etapa, sin precipitarte, fortaleciendo esa seguridad en todo el proceso. Dicen que uno puede dudar de lo que piensa, pero nunca de lo que siente, es algo que sin escrutinio profundo puedes saberlo en tus emociones.

Los sentimientos, arma de doble filo

“Los sentimientos no son algo que uno controla, solo vienen y ya, no es algo que se pueda planificar”. Los sentimientos son un vaivén frenético, es parte de nuestra naturaleza humana y como especie. Tu mejor amigo, al fin y al cabo, es un hombre; y tú, al fin y al cabo, eres una mujer, es natural, que por más estrecha amistad, siempre exista un nivel de atracción que en algún momento se puede desencadenar. Pero, eso sí, si tu mejor amigo se te declara y tú aun necesitas un tiempo para pensarlo bien y saber si puedes corresponderle o no, un verdadero amigo nunca te obligará a apresurar las cosas, o pondrá su felicidad por encima de la tuya, él te dará el tiempo solicitado y tendrá mucha paciencia, porque para que una relación funcione, ambas personas deben estar seguro que lo sienten es recíproco.

Algunos consejos que pueden servirte, en el proceso de “detección del enamoramiento de mi mejor amigo”. Si tu amigo nunca te dice nada, no hagas nada ni pienses en preguntárselo tu misma dejando llevar solo por habladurías o comentarios infundados, podrías ofender a tu mejor amigo y darle a entender que no estás segura de su amistad. Mantente a la expectativa hasta que el gusto o sentimiento sea tan evidente que tengas que enfrentarlo. Si te lo dice, y declara su amor, considera las posibilidades. Si crees que puede llegar a algo dilo, si no puede llegar ni remotamente a nada, igual dilo. Pero tienes que decírselo, la incertidumbre podría ocasionar que se alejen para siempre o acrecentarle la ilusión que pueda tener. Es muy importante que seas sincera contigo y también lo seas con él, aunque resulte duro y termine alejándolos por un tiempo. Un ejemplo de madurez es hablarlo en persona y no a través de chat o llamada. Deben hablarlo en persona con seguridad y respeto, y nunca prometer algo que no podrán cumplir. Tampoco es bueno dar falsas esperanzas o ilusiones cómo ¿vamos a ver qué pasa?, en el momento que tu mejor amigo se te declara, tú sabes bien, o en la mayoría de posibilidades, se te interesa algo más que su amistad o no. Dejarte invadir por el silencio o reírte de su declaración podría generarle un tipo de ilusión, cuando tú realmente no estas interesada.

Algunas personas piensan que al no dejar las cosas claras se hace menos daño, evitar palabras o dejarte embargar por el silencio tiene un efecto totalmente contrario, bien señala la frase, el que calla, otorga. Si es un sí, un no o un tal vez, hay que decirlo así de claro.

 Señales de alerta

Si crees que tu mejor amigo se está enamorando de ti, hay maneras de comprobarlo sútilmente:

  • Tiene actitudes diferentes contigo.
  • Te saluda de una forma exclusiva.
  • Te busca por cualquier motivo.
  • Ha cambiado sus expresiones no verbales, tales como mirada, contacto con las manos, abrazos super efusivos, etc)
  • Te hace comentarios son ironía sobre “si fuéramos novios”

 

Tips

Si tu mejor amigo se te declara y tú no sientes nada más que una amistad por él, dale su espacio, si repentinamente se aleja, entiéndelo, deja que asimile las cosas por si solo y cuando vuelva a tratarte, actúa de lo más normal posible, como si nada hubiera ocurrido.

Por el contrario, si tú también sientes más que afecto por tu mejor amigo, date la oportunidad pero con precaución, paso a paso, sin prisa, evolucionen en la relación juntos.

Si luego de rechazarlo, tu mejor amigo se aleja para siempre, respeta su decisión. Asimismo, descubrirás el nivel de “amistad” que solían tener.

Si luego de un tiempo, vuelven a tratarse con normalidad, pero notas que las cosas han cambiado, date un tiempo para hablar con él, hazle saber que valoras mucho su amistad y estarías dispuesta a cooperar en que su relación amical de antes se normalice.

Si eres tú, quien ya no quiere tener contacto con él, por miedo a dañarlo, sigue tus instintos, y no te acerques a él con debilidad en tus decisiones. Cualquier fragilidad o escaza posibilidad es una gran esperanza para él.

Siempre ten en cuenta que cualquier relación entre dos personas de diferentes géneros es muy voluble, no elegimos de quién nos enamoramos y no está mal, solo aprende a identificar en qué “lugar” es el idóneo para ti.